Mi blog

mejores formas de mejorar la productividad

Formas de elevar la productividad laboral – conceptos básicos

Encontrar formas de elevar la productividad laboral de tus empleados es una de las principales tareas que debes asignarte como responsable de un equipo o director de una empresa. Solo los que estén abiertos al cambio y a la mejora continua serán los que consigan sobrevivir y alcanzar el éxito.

La productividad que obtengamos de nuestro trabajo es lo que nos indica si lo estamos haciendo bien o mal. Si estamos optimizando los recursos de los que obtenemos y además aprovechamos bien el tiempo y esfuerzo que invertimos en ello.

Te animo a que te pares un momento y te preguntes si estás haciendo de verdad todo lo que puedes por sacar el máximo partido a tu equipo y a los materiales de los que dispones. ¿Crees que lo estás haciendo bien?

Si has respondido que sí, déjame decirte que estás equivocado. Así que te recomiendo que no te vayas y puedas saber por qué.

Si has respondido que no, espero que te quedes para seguir leyéndome. Aquí encontrarás los primeros pasos para empezar.

Cómo aumentar la productividad laboral de tu empresa: siempre hay algo que mejorar

Lo primero que debes asumir si quieres mejorar la productividad de tu empresa, es que por mucho que hayamos trabajado en un inicio para que nuestra empresa funcione de maravilla, esto no es permanente ni definitivo. A medida que tu negocio se haga más grande, entre gente nueva, se vaya la antigua y demás, irán apareciendo cada vez más problemas.

Si quieres de verdad encontrar formas de elevar la productividad de tu empresa, debes dedicar una parte de tu tiempo por semana o por mes a analizar a tu equipo y ver qué problemas han surgido para encontrar las soluciones pertinentes.

Míralo como si estuvieras cuidando de un árbol. Puedes comprar la mejor tierra y regarlo todos los días, pero al principio tendrás que enderezarlo para que crezca recto y fuerte. Y cuando lo haya hecho, aún así deberás seguir podándolo y cuidándolo de acorde a sus nuevas necesidades.

No puedes pretender ver cambios en tu empresa si no estás primero tú dispuesto o dispuesta a implantar esos cambios.

como mejorar la productividad en tu empresa

Aprende a medir la productividad de tus empleados

No puedes encontrar formas de elevar la productividad si primero no sabes cómo medirla. Antes de plantearte las mejores técnicas para subir tu productividad laboral, crea un plan escalable de cómo saber cuánto están produciendo tus empleados.

→ Por escalable me refiero a que tengas en cuenta que, si me haces caso, tu empresa comenzará a crecer, y por tanto, tendrás más empleados. Esta es una tarea que puedes asignar a los responsables o las cabezas de los equipos y que ellos te transmitan los resultados.

Saber cómo comenzar a medir la productividad dependerá mucho del tipo de negocio que lleves y del tipo de trabajador del que se trate. Se puede medir a partir de los objetivos obtenidos, en función a las ventas que se han conseguido, la satisfacción del cliente, la cantidad de unidades que produce y las horas que trabaja.

Pero, básicamente, deberás dividir el trabajo producido entre los recursos que se han utilizado (el tiempo, dinero que la empresa pone por trabajador, etc.), y así podrás analizar si lo que se produce es mayor en cuanto al tiempo y recursos invertidos.

Cómo medir el rendimiento de tu empresa

Más horas de trabajo no implican más productividad

Cuando estamos buscando formas de elevar la productividad de nuestra empresa, a veces creemos que lo único importante es el resultado final, y no tanto las horas invertidas. Hablo de que una buena productividad no es conseguir muchas ventas o sacar muchas unidades. Productividad es cuántas de esas cosas se obtienen por hora por cada empleado.

Así que, no, por estar más horas en el trabajo no estás siendo más productivo. Es más productivo aquel que en 6 horas es capaz de sacar lo que otros en 9. Teniendo esto en cuenta, ¿qué perfil de trabajador te interesa más para aumentar tu productividad?

Algunos consejos y formas de elevar la productividad

Ahora que ya he asentado las bases, quiero dejarte algunos consejos que te vendrán bien para mejorar tu productividad empresarial, pero primero, tienes que ver este vídeo:

Optimiza todo lo optimizable

Y por esto me refiero a que optimices la organización que se utiliza en los departamentos, las comunicaciones entre ellos, los recursos que utilizas e incluso a tus propios empleados. No pares de buscar ideas de mejora que hagan que vayas podando tu árbol y pierdas menos el tiempo con tareas inútiles.

No tengas miedo a la tecnología

Hoy en día hay miles de sofwares y de programas que podrán ajustarse a tu modelo de negocio y hacerte la vida mucho más fácil. Desde medidores de productividad, hasta CRMs donde poder gestionar todo lo relacionado con el cliente.

Formación y renovarse constantemente

Necesitas hacer que tanto tú como tus empleados estéis aprendiendo siempre cosas nuevas, ya que el mercado y las necesidades de tu público no siempre serán las mismas. Además, esto hará que muchos de tus empleados no sientan que “han tocado techo” y que su día a día se ha convertido en una sucesión monótona de tareas.

Es muy típico ver a trabajadores desmotivados con su empleo, quejándose de que ya no tienen más oportunidades de ascender o de llegar más arriba. Con formación y la reestructuración de tu empresa cada cierto tiempo, conseguirás evitar esto.

subir productividad

Aportando conocimientos nuevos y renovando tu empresa a consecuencia, estarás sacando nuevas versiones adaptadas siempre a los consumidores. ¿Qué hubiera pasado si Apple se hubiera quedado en su primer modelo de iPhone?

Motiva a tus trabajadores – ellos son los que te llevarán a donde quieres

No te olvides de que tus empleados son personas, y que cuanto más felices y satisfechos estén en su puesto de trabajo, más responderán y te darán una mayor productividad. Para saber cómo mejorar este aspecto, tienes que verte el siguiente post: ¿Cómo podemos incrementar la motivación laboral?

Esto es todo por el post de hoy.

Pero, ¿te has quedado con ganas de más?

No paro de crear contenido interesante que te pueda ayudar a sacar lo mejor de ti y de tu negocio. No te pierdas mi masterclass.

Artículos relacionados

¿QUIERES VENDER MÁS?