Mi blog

motivación en el trabajo

Descubre estas técnicas de motivación en el trabajo

La actitud frente a la vida es algo muy importante para poder enfrentarnos a todo, en el ámbito laboral ocurre lo mismo, se necesita poseer motivación en el trabajo, para que las tareas salgan de la mejor manera posible y nuestra empresa sea un éxito.

Cuando tienes un equipo humano a tu cargo, es crucial que mantengas a unos trabajadores contentos y satisfechos.

Sé perfectamente que hay días que no apetece salir de la cama, que has tenido un día duro o que simplemente se tuercen las cosas, pero si me preguntas como estoy siempre diré “de puta madre”.

Siempre me enfrento a los diferentes retos de la vida con una actitud positiva, de esta manera mi motivación en el trabajo no baja.

Si tienes un equipo desmotivado o a ti mismo te cuesta seguir con la ilusión que tenías al principio, quédate, te sorprenderé.

¿Qué es la motivación laboral?

La motivación es la parte crucial que no debes minusvalorar en tu empresa, todos los trabajadores tras sufrir una rutina diaria haciendo las mismas actividades comienzan a perder la motivación, lo que hace que baje la productividad, que el trabajo pierda calidad y que en general todo vaya a peor.

Es muy difícil lograr motivar a toda una plantilla motivada, ya que siempre habrá algún trabajador que no se sienta valorado o que crea que no recibe algo justo.

Los trabajadores implicados se sentirán parte de la empresa, por lo que su motivación en el trabajo será muy alta, logrando aumentar la productividad y la eficiencia.

Son muchas las personas que piensan que para lograr la motivación laboral solamente es necesario repartir dinero entre sus trabajadores, pero aquí te explico por qué no debe hacerse el premio al empleado del mes:

Ahora te preguntarás, Jesús ¿Cómo mantengo la motivación en el trabajo de mis trabajadores entonces? Tranquilo, yo te lo explico.

Tipos de motivación laboral

Para saber cómo motivar a tus empleados lo primero que debes saber es los diferentes tipos de motivación que puedes otorgarles. Dividiremos la motivación laboral dependiendo de su origen y del estímulo percibido.

Origen de la motivación

La motivación puede salir de uno mismo, o incrementarse por parte de la empresa; en el caso interno estamos hablando de motivación intrínseca.

Esta motivación viene dada por el propio trabajador, el cual se encuentra satisfecho con sus labores, con el ambiente que se propicia o por trabajar en algo que realmente le gusta.

Por otro lado la motivación extrínseca es aquella que debemos ayudar a nuestro empleado a encontrar, en este caso podrían ser incentivos, comisiones, vacaciones o un reconocimiento que venga por parte externa al propio trabajador, lo que hará que tenga motivación en el trabajo.

Estímulo percibido

A la hora de querer motivar a nuestros trabajadores debemos tener muy en cuenta el estímulo que podemos crear en ellos.

Erróneamente se considera que si a un trabajador le amenazas con despido, con recortes de salario, etc. El trabajador gracias a esa presión trabajará de forma más productiva y será más eficiente.

Lo cierto es que esto puede funcionar cierto tiempo, pero con el paso del sistema de castigos el trabajador se desmotivará de una manera más grave y provocará que se pueda perder un buen empleado.

Para ello, lo más eficiente es generarle estímulos positivos premiando todas aquellas acciones en las que el trabajador ha logrado destacar, de esta manera este tendrá motivación en el trabajo al sentirse valorado y apreciado por su empresa.

motivación equipo

¿Cómo puedo incrementar la motivación laboral de mi empresa?

Existen gran cantidad de técnicas para incrementar la motivación en el trabajo. Para tener una plantilla más feliz que mejore exponencialmente sus actividades puedes aplicar diferentes opciones en tu empresa tales como:

Incentivos

Cuando un trabajador se esfuerza, dobla su productividad o consigue entregar todos sus trabajos a tiempo, es muy importante que sienta que ese extra se ha valorado.

Para ello puedes implementar un sistema de incentivos a través de los cuales le premies cada vez que su trabajo destaque, no necesariamente tiene que ser una cuantía económica, también pueden ser días libres o incluso un viaje.

El trabajador al ver que recibe una recompensa extra por su trabajo, se motivará a seguir dando el 200% de sí mismo.

Ascensos

Un trabajador estancado en un mismo puesto de trabajo, es un empleado sin motivación, desganado y con un nivel de productividad muy por debajo al que debería tener.

Un ascenso hará que sienta que confías en él y en su criterio, que realmente se valora su trabajo, además de contar con una mejora de condiciones laborales que provocarán que su motivación laboral crezca.

Además, si tienes un trabajador altamente cualificado al que le ofreces un trabajo menor al que podría asumir, este podría desmotivarse y acabar yéndose de tu empresa, por lo que es importante que al implantar los ascensos tengas en cuenta la jerarquía organizacional de tu empresa.

Definir objetivos

En mi post sobre cómo alcanzar tus metas, te comentaba lo importante que es definir objetivos para poder alcanzar el éxito.

En el caso de la motivación laboral ocurre lo mismo, si le marcas un objetivo alcanzable a tu trabajador, se sentirá implicado con el negocio y se esforzará aún más por lograr la productividad que esperas de él.

Es más, la combinación de varias técnicas de motivación en el trabajo te ayudará a tener una plantilla completamente implicada con tu negocio y que te proporcionará múltiples beneficios.

motivación laboral

Si quieres llevar tu empresa al éxito no dudes en solicitar una mentoría, te enseñaré todos los conocimientos que he aprendido durante mi trayectoria profesional y que me han concedido el maravilloso éxito que estoy disfrutando ahora.

Artículos relacionados

¿QUIERES VENDER MÁS?




Call Now Button