Salseo

Me cago en la puta joder hostias mierdaaaaa

El otro día una suscriptora me dio una opinión no solicitada. Fue algo así:

Puedes destacar sin necesidad de usar palabras soeces en los titulares.

No todos avalamos el irrespeto en el lenguaje y menos adquiriremos productos o servicios de personas que esperan hacerse memorables con insultos.

Bien. Ella piensa que yo hago eso para destacar y en realidad no. Yo soy así de mal hablado.

O no.

Sí, en realidad sí. Soy un hijo de puta mal hablado. 

En cualquier caso, una de las cosas más importantes en la redacción de correos es ser tú mismo. Si no eres tú mismo la gente notará que estás actuando y entonces no te comprarán. 

Esa es la esencia para hacerte notar por encima del resto. Ser tú.

En un mundo en el que todos se copian, el simple hecho de ser tú, ya te hace destacar.

También es importante ser transparente. No mientas, eso no vende. Las mentiras se acaban pillando.

Tampoco puedes gustar a todo el mundo, está claro. Yo no lo pretendo, por eso digo lo que me sale de las narices (y de otros lados también) en lo que escribo. 

Lo mismo pasa con las marcas. 

Hay muchas personas que se empeñan en copiar a la competencia, y ahí es cuando pierden ventas. No son únicos, son uno más.

Tu marca debe tener su propio estilo, al igual que tus emails o tus contenidos. Cada persona tiene el suyo y tratar de agradar a todo el mundo es un error. 

Así acabarás por no gustar a nadie.

Esto lo explicaba en mi correo sobre la «teoría de la polaridad». Si no lo has leído te recomiendo que suscribas a nuestra newsletter.

Puedes hablar como todos para ser uno más y que no te quieran ni tus padres, o puedes tener tu propio estilo y gustar a unos cuantos, que son los que al final acabarán comprando.

Artículos relacionados