Salseo

Chúpate esa

Me saqué el final de la carrera de marketing prácticamente con los resúmenes de un compañero de clase.

No te voy a engañar, yo nunca fui buen estudiante hasta que no vi dinero en estudiar más.

Ahí fue cuando empecé a leer y estudiar como loco. 

Recuerdo por aquel entonces que estaba empezando con NeoAttack y casi no tenía tiempo. 

Estudiaba y trabajaba empalmando día tras día. Me acostaba trabajando y me levantaba trabajando.

Según la empresa iba a más, yo tenía menos tiempo, así que él me daba los resúmenes para leerlos por encima.

Eso no era suficiente, y en algunas asignaturas ni me leía los apuntes, así que el bueno de Mario me explicaba todo 2 horas antes del examen.

Mario era un buen profesor, y como era muy aplicado e iba por delante, no le costaba nada explicarme todo. 

A él le servía para recordar, a mí para retener antes de vomitarlo todo en el examen.

Se me daba bien.

Los test los dominaba. Ahí hasta podía sacar un notable.

Si era de desarrollo… pues a escribir. Se me da bien enrollarme así que de una idea sacaba unos textos bastante contundentes.

Hoy pienso en esto y me doy cuenta de que hoy no hago las cosas muy distintas.

Sí, estudio todo el puto día porque mi trabajo es saber más para seguir mejorando, pero aun así necesito de Marios que me ayuden a aprender más rápido.

Mis Marios están en libros, cursos y mentores. 

Son el camino rápido. 

Siempre hay un camino rápido.

Es curioso que más tarde Mario estuviese trabajando en NeoAttack durante un tiempo cuando era él quien me enseñaba a mí.

Tal vez el camino rápido del éxito sea saber qué aprender, de quién aprender y cómo hacerlo de la forma más rápida.

Si esto tiene sentido para ti, también debería tenerlo una mentoría. 

Este es el medio para el camino rápido del éxito.

Absórbele el cerebro.

Úsalo en tu beneficio.

Aprovéchate de él.

Y hazlo con todas las personas que creas que te pueden aportar para poder avanzar más rápido en el parchís del mundo.

Cada cerebro que comas avanzas decenas de casillas. Es como se gana a este juego.

Sé egoísta. Pregunta, aprende, coge atajos en tu aprendizaje.

Pero recuerda. Es tan importante aprender como saber de quién, cómo y hacerlo rápido.

El dinero ama la velocidad, y si quieres dinero tienes que ser tan rápido como él.

Artículos relacionados